lunes, 20 de julio de 2009

Tela de araña


Una llave... esa llave abrió la puerta a un mundo "increíble". Algo que nadie esperaba, algo que nadie imaginó, nadie pensó. ¡qué grandes vueltas da la vida!
Alas... esas alas de seres que cantaron tantas canciones de ese cancionero que al poco tiempo se perdió. Nuevos arreglos, nuevas voces, armoniosas, experimentos, ¡qué días tan divertidos!
Un número y una dirección... ese número y esa dirección dieron pie a nuevos temas de conversación, a un acercamiento y al surgimiento de algo nuevo. ¡qué gran evolución!
Una escalera... esa escalera fue esenario de un momento intenso y filudo. Grandes consecuencias, días de sillas de oficina, visitas contrariadas. ¡qué dolor tan penetrante!
Ese primer paso de conocimientos.
Un parque... ese parque tenía una discoteca y una iglesia juntos. Yo cantaré canciones a dos voces y sobre todo un gloria especial, nuevas personas, nuevos sonidos, nuevos olores. ¡qué cálido ambiente!
Un muro... ese muro era tan bajo que podías sentarte en él. Puertas que se cierran y otras que se abren, sueños por los que hay que luchar y sueños que mueren para que nazcan nuevos. Incontables pasos, una botella de agua helada en el frío. ¡qué momento tan complejo!
Una mano... esa mano se hinchó por la diferencia de presión. Paisajes hermosos, frío y calor; MAYÚSCULAS, muchos mensajes a horas inciertas. ¡qué mezcla de emociones!
Ese segundo paso de conocimientos
Dos despedidas... esas despedidas los llevaron a un mundo desconocido en un viaje de ida y no de vuelta. Momentos difíciles, cambios emocionales, ganas de dormir. ¡qué importante el apoyo!
Tres gradas... esas gradas los acogieron para descansar. Fueron cómplices de ese b que invitó a esa c, no quiero bailar con taparrabo, en la pista y sin zapatos, qué roche, qué frío. ¡qué sensación de gusanos en las tripas!
Un vestido blanco... ese vestido blanco junto a un traje negro. Una noche fría, tiembla, se asusta, se engríe. ¡qué ricas pícaras!
Ese tercer paso de conocimientos
Un país vecino... ese país vecino en el que iba un bus morado. Asientos libres, pero se va convirtiendo en una lata de sardinas, no importa, nadie más existe. ¡qué alegres días!
Un secreto... ese secreto que unió dos realidades. Decisiones importantes, árboles, canciones y calles angostas. ¡qué planes tan soñadores!
Diez E... esa diez temblaba y tambaleaba el contenido. Dudas y traiciones, decisiones quebradas, ilusiones brillantes pintadas con crayolas pastel, en la pileta y la gorra se depositó una declaración y un gran descubrimiento. ¡qué pena tan honda!
Ese cuarto paso de conocimientos
Un feriado... ese feriado traía consigo una gran verdad y era que lo que no muere se hace más fuerte. Pasaron varios días de blancas emociones y colores sin colores. ¡qué vacío tan inmenso!
Un ocho... ese ocho era el gran día de los niños. no, no, no podía fallarles y así fue como empezó a tejer la araña una nueva tela donde atrapó a los inocentes insectos que habrían de ser su presa. ¡qué paz que creí sentir!
Una piedra... esa piedra rompió la luna del bus. Ese río que concluyó muchas historias pero que quitó la epidermis y descubrió que debajo crecía una infección cada vez más afiebrada y peligrosa. ¡qué salida tan mala!
Ese quinto paso de conocimientos
Una pista... esa pista nueva que más parece vieja. Todas las veces que escapó de su guarida y esas emociones y sentimientos gratos que le alimentaron en diferentes esenarios. ¡qué complicidad!
Un paradero... ese paradero que espera que llegues a la 1:10pm. Muchos almuerzos, paseos y salidas, a veces viajes interminables a lugares maravillosos porque en realidad el alrededor no es lo que importa. ¡qué sensillez!
Dos piezas... esas dos piezas no encajan entre sí ni pueden existir las dos a la vez. Mucha confusión y momentos de explosión cada vez más fuertes pero más cortos. ¡qué golpes que te di en mi mente!
Ese sexto paso de conocimientos
Una loma amarilla... esa loma llegó muy tarde. Se cerró esa puerta, pisé tierra, comprendí. ¡qué tristeza y nostalgia me invadieron!
Un túnel... ese túnel me condujo a un lugar estático. Descubrí una nueva puerta a un mundo de todo aquello lindo que falta por venir y quiero hacer. ¡qué ganas de que pase este año!
Un amanecer... ese amanecer al nuevo día le devolvió la luz y el color a la vida del alma en pena. Pero a la luz también se nota más lo que falta y se extraña de un modo diferente. ¡qué nuevas experiencias!
Ese sétimo paso de conocimientos

¿Y AHORA QUÉ?
Los reactivos se preparan primero por separado y luego se colocan en el balón de reacción. La araña mezcló los reactivos antes de prepararlos y la reacción nunca culminó pero avanzó. Ahora debe filtrar y separar los reactivos para preararlos debidamente y luego recién devolverlos a un nuevo balón.

Arañita: no olvides tener en cuenta las condiciones experimentales a las que debes trabajar.

6 comentarios:

Sofía dijo...

La tela de araña es un pentagrama...

De todo se aprende y qué importante es tener el apoyo incondicional de la gente que nos quiere.

Un abrazo.

Luni Va dijo...

Esa frase me gusta mucho y siempre la utilizo: de todo se aprende, y sí, uno no deja de aprender nunca, aunque en los bajones ayuda mucho no estar sola. Otro abrazo para ti.

Soñadora dijo...

Muchos escenarios, muchas vivencias, otros tantos sueños y realidades, también algunas despedidas. De todo esto se compone la vida mi querida Luni Va, y hay que "vivirla" cada día, con todo lo que el "vivir" conlleva.
Me sigue gustando cómo escribes. (Es con tilde?)
Besitos,

Luni Va dijo...

jajaja sí. ay la vida!

Diego dijo...

Hola Luni Va también es la primera vez que visito tu blog y me impresionó la forma en que escribes tanto en este último como en los anteriores posts.

Saludos!

Luni Va dijo...

Hola Diego, gracias por la visita y el comentario! creo que utilizo este espacio para desahogarme y entretenerme con eso jiji!
hasta la próxima!